Así comenzaba su conferencia, José Manuel Horcajo, sacerdote madrileño, en la tarde un tanto desapacible del pasado 21 de noviembre. A la conferencia acudieron unas cincuenta personas  en la Basilica del Sagrado Corazón, dentro del ciclo de conferencias dedicadas al pontificado del Papa Francisco. El sacerdote Horcajo, contó su experiencia evangelizadora con los pobres, desde su parroquia humilde de Vallecas, en Madrid.

Afirmó que además de intentar dar comidas, alojamientos, ropa, atención médica a los sin techo y a los migrantes, procuraba ayudarles también en su vida cristiana, “porque tambien los más pobres tienen necesidad de Cristo, y de una ayuda espiritual”.

A los asistentes a la conferencia les explicó con varios medios audiovisuales su labor caritativa con los pobres de la calle, y los migrantes. Tambien, las iniciativas que llevan a cabo, con sus iguales, todas esas personas que se han rehabilitado en la parroquia de San Ramon Nonato.

Horcajo señaló que “queda mucho por hacer, pero que la labor social con lo más pobres hay que hacerla sin descuidar su vida espiritual”.  Y añadió que “una de las cosas mas bonitas de su ministerio sacerdotal, ha sido confiar responsabilidades a los más pobres, para que sean responsables de los que pasan por esas situaciones de pobreza y de abandono”.

No hay eventos programados por el momento

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.