El sábado día siete, de diciembre, se realizó en la Basilica, la tradicional Vigilia de la Inmaculada, que todos los años organiza la Adoracion Nocturna de Gijón.

La Vigilia estuvo presidida por el Rector, Manuel Robles, y unos cincuenta adoradores de las dos secciones, masculina y femenina, de la Adoracion Nocturna gijonesa.

La adoración comenzó después de la misa de 7.30 de la tarde, con el rezo de Visperas  un rato de oración, y algunos cánticos alusivos a la devoción mariana, que se celebra en esta fiesta de la Inmaculada. Hacia las nueve de la noche, se dio la bendición con el Santisimo Sacramento, y se cerró el acto con la Salve.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.